Moquillo Canino

IMG_20140323_220035
Tiki tiki

Hola. Escribo esto porque vi en su pagina que podrían ayudarme, antes que nada gracias por el espacio. Mi situación es la siguiente. Hace unos meses recogí a una perrita de la calle, la nombré Tiki Tiki, la lleve a Vet y la trataron con moquillo 🙁 al parecer se recuperó y dejó de presentar síntomas… sin embargo luego presentó otros problemas como demodex canis y anemia 🙁 ahora tiene unos tics en la mandíbula inferior el Vet me dijo que era peligroso 🙁 entonces también empezó con temblores todo el día hiciera o no frío…y su espaldita empezó a encorvarse 🙁 ahora de nuevo la lleve al Vet y me dijo que el moquillo había regresado y que ya tenía síntomas neurológicos irreversibles… y me sugirió dormirla. Me destrozó el corazón mis ojos no dejaban de llorar aún escribiéndole esto… decidí luchar un poco más pero no sé si sea lo mejor…lo único que sé, es que no quiero que mi pequeña amiga de cuatro patitas me deje…es tan alegre y pequeña que me duele y me parte el corazón de solo pensar que se tenga que ir sin disfrutar la vida…solo tiene 6 meses aproximadamente… ojalá me puedan ayudar con tips o palabras de aliento… algún concejo estoy desesperada. Gracias 🙁

Siento mucho la desesperación y tristeza de la persona que me escribe. Como comentaba en otra entrada dedicada al tema (La difícil decisión de dejarlo marchar) esta siempre es una decisión dura. La pesadilla de todo dueño es que llegue el momento en que este en su mano la decisión de continuar o finalizar la vida de su mascota. Antes de tratar el tema al que me lleva esta pregunta, el Moquillo Canino, repetir lo que ya comentaba en esa otra ocasión. En mi opinión, a la hora de tomar la decisión la pregunta sería una ¿El animal tiene calidad de vida? Si el perro es feliz, disfruta de tu compañía y del día a día, come, juega y se divierte creo que esta decisión es, como mínimo, aplazable. Si el perro SUFRE, esta sin ganas de nada, tiene DOLOR y está triste y apático, creo que es el momento de dejarlo ir. Y esta decisión debe tomarse con seguridad, todos los dueños se preguntan si es el momento o si podrían hacer más. No lo dudes, si tu perro SUFRE, es el momento.

Yo no conozco la perra ni su circunstancia, pero si tu Veterinario te da esta recomendación, es porque la perra esta mal, y sobre todo, porque va a estar peor. Si los síntomas neurológicos son ya graves y los diagnostica como permanentes, la perra no va  tener calidad de vida. Repito, no soy su Veterinaria, y me baso únicamente en lo que comentas. Entre líneas entiendo que la perra ya esta sufriendo y en tu caso debes plantearte ya no sólo el sufrimiento actual si no lo que estará por venir. Siempre me cuesta dar recomendaciones sobre este tema, pues yo creo que esta opinión no se da como Veterinario, si no como persona o como dueño. Entiendo que, medicamente, tu Veterinario ya ha solucionado tus dudas y te ha dado su recomendación, y que si acudes a mi es para aliviar tu conciencia y saber si harás lo correcto. Ánimo, no es fácil, pero lo dicho, no dudes que estas haciendo lo mejor por ella y para ella, la vida que le espera llena de impedimientos y sufrimiento no es una vida. Piensa que le diste tu amor y cariño durante el tiempo que fue posible y que hiciste que su corta vida fuese muy muy feliz. Ánimo.

Aprovecho esta triste pregunta para hacer un breve resumen sobre el Moquillo Canino pues es un tema que nunca había tratado.  Esta es una enfermedad vírica MUY contagiosa. Puede ocurrir en todas las edades siendo mucho más frecuente en cachorros (una vez superada la enfermedad o vacunados, quedan inmunizados de por vida). Puede aparecer en diversas formas, más o menos graves. Inicialmente se muestra como un catarro, con apatía, falta de apetito, secreción ocular de serosa a purulenta y dificultad respiratoria. Posteriormente puede dar lugar a vómitos y diarrea con la consecuente deshidratación. Algunos afectados ya no superan esta fase y otros se recuperan sin llegar a presentar sintomatología nerviosa.  La forma nerviosa suele tener mal pronóstico. Puede cursar con debilidad, espasmos musculares, incoordinación, movimientos masticatorios, ceguera y parálisis final. Muchas veces quedan secuelas neurológicas. Como en todas las enfermedades víricas el tratamiento es únicamente sintomático con sueros, antibiótico, antieméticos y dieta blanda después del ayuno inicial. Para prevenirlo se debe vacunar a partir de las 6-8 semanas de edad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *