¿Mi perro puede ser vegetariano/vegano?

Os dejo mi vídeo de YouTube hablando sobre el tema.

Ya el planteamiento de la pregunta es fuerte. Porque está claro que si un dueño se plantea esta dieta para su mascota, es porque le mismo lo es. Respeto mucho a la gente vegetariana y sus motivos, de verdad, sobre todo porque se hace desde un amor profundo y sincero hacia los animales. Pero ¿Mi perro puede ser vegetariano? Esta frase, implicaría que él lo fuese «per se», por si mismo, es decir que esta decisión naciese o bien de su naturaleza (que ya sabemos que no) o de su decisión, que tampoco. Porque seamos sinceros, crees que algún perro decidiría por si mismo dejar la carne y pasarse a las verduras? Ya te lo digo, no.

Que un perro no coma carne/pescado NO es sano y NO es natural. Sé con qué váis a salir, tampoco es natural que coma bolas de pienso, en muchos casos llenas de cereales, o que viva en un piso con calefacción. Es cierto, esto fueron adaptaciones a nuestras costumbres y estilo de vida, parte de la domesticación. Pero sinceramente quiero creer, y esto ya es opinión personal, que estos cambios fueron mejoras en su vida y que los beneficios son bilaterales (para ellos y para nosotros). Estamos hablando de perros cuidados, con una buena alimentación, paseos y carreras y convivencia amorosa con sus dueños. Quiero pensar y pienso, que mis perros y los de muchos de vosotros viven mejor que un lobo que tenía que buscarse el alimento, muchas veces pasar hambre, frío, peleas… y todo tipo de sufrimientos. Su estado corporal, calidad de vida y longevidad creo que lo demuestran. Por no hablar de todo lo que nos aportan y nosotros a ellos. Por tanto si, creo sinceramente que fueron cambios beneficiosos para ambos. Todo tiene un límite, y cada dueño tiene el suyo, yo personalmente creo que obviamente no es lo mismo alimentar al animal con pienso que una dieta natural (de la que estoy a favor 100% siempre que se tenga tiempo y disposición a hacerlo bien), pero sinceramente si el pienso es de buena calidad y se ajusta a sus necesidades, llevando una gran cantidad de proteína de calidad, poco o nada de cereal, y sin subproductos (entre otros muchos requisitos), creo que es un mal menor de la domesticación, porque vale que no se parece en nada a lo que comería en estado salvaje, pero cumple con creces todos sus requerimientos nutricionales (repetimos, un BUEN pienso).

Históricamente, en su origen, el perro es indiscutiblemente Carnívoro y se clasifica como tal. No debe haber duda en este tema, la familia de los Cánidos pertenece al orden de los Carnívoros.  Ahora bien, los perros, desde su origen como lobos, han ido adaptándose paulatinamente y a base de convivencia con humanos a sus costumbres, no sólo en el tema alimenticio si no en todos los demás, desde su aspecto físico hasta su comportamiento. Puede ser una evolución más o menos beneficiosa, pero indiscutiblemente existente. Hasta hace poco se pensaba que la adaptación alimenticia era únicamente una adaptación  forzosa de los gustos del animal, pero recientes estudios demuestran que en un momento dado de esta evolución hubo un cambio en el genoma (de los genes del cerebro y del aparato digestivo) del perro que modifica su metabolismo, permitiendo la absorción y correcta metabolización de otros alimentos (hidratos de carbono) a parte de carne.

Es un importante descubrimiento a la hora de entender la diferencia entre la alimentación carnívora del lobo y la omnívora de nuestras mascotas. Pero me gustaría dejar muy claro que por que puedan asimilar sin problema otros alimentos un perro no deja de ser un animal carnívoro, por lo que aunque en su alimentación puedan añadirse otros elementos, el componente fundamental y mayoritario de su dieta debe ser la carne. Que sean capaces de digerir y aprovechar otros alimentos no quiere decir que sean lo mejor para ellos o que puedan sustituir la proteína animal, simplemente pueden complementarla, pero en ningún caso eliminarla, va en su fisiología, en su anatomía y en su naturaleza carnívora. Personalmente no tengo duda de que lo mejor para ellos es su alimento originario, la carne (carne de buena calidad, no harinas o subproductos) y que ya sea cruda, cocinada o contenida en el pienso, debe ser el componente mayoritario de su dieta, combinada eso sí, con otros nutrientes.

Es por esto que, sinceramente no, no apruebo ni me parece sana una dieta Vegana/Vegetariana para nuestras mascotas. Y si ya no para el perro, muchos menos para el Gato, pues recalcar y recordar que este no es Omnívoro como el perro, si no que es carnívoro ESTRICTO.

Se están comercializando piensos Veganos y Vegetarianos, y se venden, tienen salida. Sé perfectamente que Tú como Vegetariano que buscas esta misma opción para tu perro/gato, lo haces pensando en el sufrimiento de otros animales, con la mejor de las intenciones y pensando en el bien no solo de tu mascota, si no también de todos los animales utilizados como alimento. Sé que cuidas a tu animal, y que haces por él todo lo que esté en tu mano, lo mismo que a todos los demás, pero no, esta no es una opción, por lo menos no una buena opción.

Tenemos que asumir las cosas como son, y cada cosa en su justa medida. No hace mucho leí un artículo en el que una dueña orgullosa contaba que sus perros «eran» (y lo pongo entre comillas porque ser lo era ella, a ellos no les quedaba otra) veganos y decía «La gente tiene la idea de que su perro tiene que ser Carnívoro». ¿La idea? Esto no es una idea, es una realidad, es así, cada animal tiene sus características y te puedes poner como quieras pero es irrefutable, hay que asumirlo, igual que asumes que tu perro no es Ovíparo, y no va a poner un huevo por mucho que te empeñes.

Deja un comentario