Rincón Veterinario

Rincón Veterinario -

Mi hámster se come a sus crías

Muchos nos hemos encontrado alguna vez en la desagradable situación de ver como nuestra hámster recién parida se come a una o varias de sus crías. Es una situación complicada que muchas veces se repite y son muchos los propietarios que se preguntan el por qué.

HamsterEsto es algo frecuente, no solo en hámsters, si no en muchos pequeños mamíferos (chinchillas, conejos…). Suele ser algo instintivo, no una mala conducta de nuestra mascota. Con la reproducción se busca perpetuar la especie, por lo que, muchas veces la madre se come a las crías que son débiles o tienen alguna malformación o enfermedad, es su particular selección natural para que sobrevivan los sanos y más fuertes asegurando así la continuidad de la especie. Además a ella no le “compensa” gastar sus recursos, alimento y energía en sacar adelante a unas crías que es probable que de todos modos no vayan a sobrevivir a la larga.

Muchas veces se las come simplemente considera que la camada es demasiado numerosa como para conseguir sacar adelante y sanos a todos, por lo que comiéndose a algunos, asegura que los que queden podrán sobrevivir y crecer fuertes.

En algunos casos, la madre se siente débil y hambrienta después del parto, por lo que se come a alguna para conseguir energía y poder sacar adelante a las demás.

En otros casos no tiene que ver tanto con dar continuidad a la especie como con algún problema en su hábitat y alimentación. Días antes del parto es importante proporcionarle material para que haga un nido. Muchas veces si la madre es nerviosa y está estresada, porque la jaula no cumple las condiciones necesarias para su comodidad, se toca en exceso a ella y a las crías, no está en un ambiente tranquilo, sin ruidos, sobresaltos y factores estresantes y, muy importante, si no tiene una alimentación abundante y equilibrada, puede optar por comerse a la crías.

Por tanto lo fundamental es dejarla tranquila (si comparte jaula con el macho es importante quitarlo antes del parto), en un lugar sin ruidos ni mucho trasiego de gente, no tocarla ni a ella ni a sus crías más que lo necesario para darle de comer, y alimentarla muy bien, en cantidad y calidad, es importante incrementar el aporte de proteína, para ello podemos darle alguna bolita de pienso para perro, gato o hurón, huevos cocidos o carne magra, además de aumentar la dosis de su comida habitual, y que tenga siempre a su disposición abundante agua fresca.

 cabeceranueva-1

Categoría: Roedores

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*