Intoxicaciones I

Hola. Tengo un Caniche Francés de 13 años al que hace cosa de una hora vi comer algo color rosa en el garaje de casa. Pensé que era veneno para ratas seco, pero mi madre me dijo que podría ser un cacho de una pastilla de jabón (del clásico de lavar las manos). En un principio me quede más tranquila pero no sé si el jabón puede presentar toxicidad para un perro. ¿Debería estar atenta a algún tipo de síntoma?

Hola. Esta es un excelente pregunta con la que tengo pensado inaugurar una serie de entradas sobre las Intoxicaciones más comunes en animales domésticos. Aquí se plantean dos tipos de intoxicación por lo que aprovecharé para empezar hablando sobre ellas. La intoxicación por jabones champús y detergentes suaves normalmente da lugar a una leve irritación gastrointestinal, por lo que los animales suelen presentar náuseas, vómitos y diarrea pasajeros. Es importante controlar que estos vómitos y diarrea no den lugar a una deshidratación secundaria. En algún caso puede ser necesario el tratamiento sintomático con antieméticos si el vómito persiste.

9Por el contrario, la Intoxicación por Raticidas es una intoxicación grave que puede llegar a ser letal, siempre dependiendo del animal, la dosis ingerida y, en su caso, el tiempo que se tarde en administrar el antídoto oportuno. Los raticidas más utilizados son los anticoagulantes, que son extremadamente peligrosos y la intoxicación más frecuente entre animales domésticos. Esta intoxicación puede producirse al comer directamente el veneno o indirectamente al comer los roedores envenenados. Los anticoagulantes, como su nombre indica, impiden la coagulación sanguínea dando lugar a graves hemorragias internas. Uno de los primeros síntomas que puede ser fácilmente identificado por los dueños es la extrema palidez de las mucosas (que muchas veces llegan a aparecer completamente blancas), producida por la Anemia (en otra entrada indicaba como examinar las mucosas de tu animal). El mayor problema de la intoxicación por raticidas es que muchas veces las manifestaciones externas tardan (incluso varios días) en aparecer, por lo que cuando el desorden es detectado por el dueño los daños internos son ya graves. Puede llegar a aparecer sangre en heces y orina, hematomas o sangrado por nariz y boca, lo que sería indicativo de importantes hemorragias internas. Por tanto, ante la mínima sospecha de que tu animal haya podido comer raticida debes acudir a tu veterinario cuanto antes. Este examinará a tu animal y le hará diversas pruebas para confirmar el problema de coagulación y, si es el caso, administrarle el antídoto adecuado (Vitamina K, que es coagulante) para evitar que la enfermedad avance y posibles daños graves o incluso letales.

 

Recuerda: Si vives en el Galicia y quieres alimentar a tus mascotas (perros o gatos) con un pienso natural de máxima calidad y precio inferior a lo habitual para piensos de alta gama, pídeme información. Yo misma te lo entregaré en tu domicilio sin ningún coste adicional.

cabeceranueva (1)

Comentarios 125

Responder a Cintia Neira Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *