Finales felices

A mediados de Mayo, un lector de la página se ponía en contacto conmigo para tratar de ayudar a un perro callejero al que cuida y alimenta desde hace años. Por lo que describía, el perro parecía padecer un Otohematoma, aunque era imposible confirmarlo pues a pesar de todas sus atenciones hacia el animal no había conseguido ganarse su confianza y no le dejaba acercarse. Como explicaba en otra entrada, el Otohematoma es un problema frecuente en la clínica de pequeños animales que consiste  en la acumulación  de líquido entre el cartílago y la piel del pabellón auricular de forma que se produce una deformación más o menos evidente (como una especie de ampolla con líquido).  Me preguntaba si podía ayudarle con algún medicamento, pero como explico en la entrada existen dos soluciones par el Otohematoma, puede simplemente drenarse, con lo que normalmente vuelven a aparecer en poco tiempo o, la solución más eficaz, eliminarlo quirúrgicamente.

Incluso en la distancia es posible observar la deformación de la oreja a causa del Otohematoma

Todo eran problemas para este amante de los animales pues para ayudarlo debía llevarlo al veterinario pero el perro no le dejaba ni acercarse. Dadas las circunstancias le comenté que una solución sería utilizar medicación mezclada con la comida para sedarlo o tranquilizar un poco al animal y así poder manejarlo y llevarlo al veterinario.

Finalmente la historia tomo un rumbo diferente, este lector consiguió el apoyo de un protectora, sus voluntarios se ofrecieron a ayudarle con el animal siempre que él se hiciera cargo de los costes de la cirugía, tratamiento y alimentación durante el proceso. A pesar de no estar pasando por un buen momento económico, consiguió reunir el dinero con algo de ayuda de amigos y familiares.

Gracias a la colaboración de 15 voluntarios y no sin dificultades, por fin el perro fue “capturado” y llevado a la protectora de Málaga para ser operado.  Actualmente se recupera de la cirugía en la protectora y además esta siendo tratado de Leishmania. Una vez recuperado empezará el difícil proceso de buscarle un hogar.

IMG-20130615-WA0001 (1)

Recuperándose en la Protectora

Esta entrada no sigue la tónica habitual de la página, pero quería compartir con vosotros esta historia (y espero poder compartir muchas otras en el futuro) pues es agradable saber que hay muchas personas que se preocupan por los animales y que hacen todo lo que esta en su mano (y más) para hacerles la vida un poco más feliz.

cabeceranueva (1)