Embarazo psicológico (Pseudogestación)

Hola, te quiero contar una cosa que nos ha ocurrido hoy. Estamos en casa de mi hermana que tiene una perra de 1 año y 3 meses cruce de labrador y pitbull.  Hace dos meses que tuvo el celo, hoy estaba en su cama y le han acercado un muñeco que canta y ella se ha puesto a lamerlo y a dar vueltas en su cama con mucho cuidado, no sé si por miedo o porque no le quería hacer daño, después se ha caído al suelo y ella se ha puesto como a llorar y al final lo ha cogido con mucho cuidado de una oreja y lo ha vuelto a subir a la cama. En el otro celo tubo un embarazo psicológico.  ¿Se puede ella pensar que es su bebé? Es para no dejarlo cerca de ella y no ocasionarle que pueda acabar como la otra vez.

Hola. El cuidar a los peluches o muñecos y tratarlos como si fueran sus crías es uno de los síntomas del embarazo psicológico. Además es el momento, ya que acaba de pasar el celo y si hubiera quedado gestante más o menos a estas alturas tendría a sus crías.

Es un instinto natural de la perras el protegerlas y cuidarlas y aunque no tuvo crías, el embarazo psicológico es consecuencia de una actividad hormonal similar a la de la gestación y esta actividad hormonal y su propio instinto hacen que necesite cuidar a su descendencia. A veces también preparan el “nido” para la llegada de las crías.  Por tanto probablemente la perra está pasando por otro embarazo psicológico, no arreglarás nada retirándole el peluche pues si ya está actuando así es porque la actividad hormonal “anormal” ya se ha iniciado. Por tanto puedes incluso dejárselo, porque le permite volcar en el su afecto y cuidar de él le ayudará a manifestar sus sentimientos “de madre”. El mayor problema del embarazo psicológico es que empiece a producir leche (no siempre ocurre), en ese caso tendría que tomar medicación para cortar la leche pues si no podría producirle una infección (Mastitis). La única manera de acabar con los repetidos embarazos psicológicos si no se quiere criar con la perra sería la esterilización, que como ya expliqué en otra entrada, además de evitar lo incómodo de los celos (sangrado, atraer a los machos, agitación de la perra…) previene muchas enfermedades ya que evita quistes en los ovarios y piómetras (infecciones graves de útero) y minimiza la probabilidad de cáncer de mamá, muy frecuente en las perras.

Espero haber resuelto tus dudas, si tienes cualquier otra no dudes en preguntar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *