El frecuente problema de las espiguillas

espiguilla perroUna lectora me envía esta y varias fotos similares preguntándome que puede ser. Está claro que no puedo asegurar ni confirmar absolutamente nada sin verlo ni valorarlo, para ello es necesario acudir a una clínica Veterinaria, pero así a simple vista tiene pinta de ser una espiguilla. Aprovecho la pregunta para hablar sobre este problema tan frecuente al que a menudo no se da toda la importancia que merece.

Cespiguillaon espiguillas nos referimos a unas hierbecitas (gramíneas) de distribución prácticamente universal, que pueden causar importantes lesiones (mucho más de lo que se puede imaginar a simple vista) a nuestros perros, normalmente en las patas (muchas veces interdigitales), pero muy a menudo pueden encontrarse en las orejas y menos frecuentemente en otras partes del cuerpo. Como decía muy habitualmente se clavan en las patas por ser la zona más expuesta al caminar por la hierba seca (aquí suele suceder en Verano). En este caso el problema surge porque su estructura puntiaguda hace muy fácil que se claven en la piel de nuestros perros, con la particularidad de que avanzan con muchísima facilidad y rapidez abriéndose paso por la piel y llegando a zonas profundas (normalmente muy alejadas del punto por el que entraron). En ningún caso retroceden de forma natural, de hecho aún en el caso de descubrirlas cuando aún asoma una parte por fuera, suele ser imposible su extracción completa pues al tirar hacia atrás se abren lo que imposibilita su retroceso, en todo caso se rompen quedando parte dentro.  Además el organismo reacciona a ellas dando lugar muchas veces a importantes inflamaciones y abscesos. El lamido por parte del perro ayuda a que rápidamente avancen hacia el interior y MUY HABITUALMENTE acaba siendo necesaria una delicada intervención quirúrgica para eliminarlas.

Si se alojan en las orejas pueden llegar fácilmente al tímpano causando graves lesiones por lo que el Veterinario debe eliminarlas cuanto antes, generalmente bajo anestesia. Lo mismo si se introducen en los ojos o en la nariz.

Es importante revisar a nuestros perros después del paseo para quitar las espigas que puedan estar adheridas o clavadas, antes de que sigan su migración hacia zonas más profundas.

cabeceranueva