Coprofagia (Comer heces)

¡Hola! Me encantaría hacerte una pregunta, es algo que me ronda desde hace un tiempo. Tengo una perrita de raza galgo, que adopté va a hacer ahora un año. Los primeros días de llegar a casa observé que la perra en ocasiones se comía sus propias heces, y las heces de otros perros. Lo comenté con el veterinario aquellos días y me dijo que era normal en perros que provenían del maltrato y de vivir encerrados (como se suponía que venía mi perra) y que lo hacían para mantener su cubículo medianamente aseado. Lo bueno es que con el tiempo dejó de hacerlo, y nunca más hasta ahora, que hace aproximadamente 1 mes vuelve a comer heces de otros perros (la suya no) cada vez que la bajo al parque de perros, tengo que vigilarla muy de cerca, porque la pillo siempre comiendo alguna caquita de algún perro que no fue recogida por su dueño.

¿Porque lo hace? Es más, ¿hay forma de corregirlo? Me han dicho que a lo mejor es falta de potasio, o que el pienso no le llega, ¿puede ser?
Gracias de antemano por atenderme. Un saludo

Hola. Efectivamente, como te dijeron probablemente antes lo hacía porque estaba acostumbrada a tener que limpiar «su casa» o incluso porque pasaba hambre o le reñían por hacer sus necesidades en su jaula e intentaba ocultarlo de esta manera. También puede que lo hiciera por la soledad, estrés y ansiedad a los que estaba acostumbrada. Afortunadamente, ahora que tiene un hogar dónde la quieren, supongo que podemos descartar el hambre y el estrés o ansiedad.

Aunque en la mayor parte de los casos es simplemente un problema de comportamiento,  una costumbre desagradable, en otros obedece a otras causas como la falta de nutrientes. Esto puede deberse a la alimentación, no directamente a una cantidad insuficiente, si no a un pienso de baja calidad que no le aporta los nutrientes que necesita, y por tanto busca en la heces (Debes revisar el pienso que le das, que sea de buena calidad y le aporte todo lo que necesita). Otra causa que puede impedir la correcta absorción de nutrientes es la presencia de parásitos intestinales. Debes desparasitar internamente a tu perra cada 3 meses. En el peor de los casos podría tratarse de alguna enfermedad como pancreatitis o infección intestinal entre muchas otras, que alteran el ciclo digestivo con lo que, una vez más, se ve afectada la absorción de nutrientes, pero es poco probable ya que de padecer alguna de estas enfermedades tendría otros síntomas. Si se pueden descartar estas carencias, estaríamos ante una mala costumbre.

En este caso tampoco habría que quitarle la importancia que tiene, ya que come heces de otros perros que pueden tener parásitos o huevos de insectos, además pueden contagiarse de varias enfermedades.

El que dejen de hacerlo es un proceso que necesita dedicación, hay que reñir cuando lo hacen y estar atentos. Puede intentarse, aunque es bastante trabajoso y requiere paciencia, rociar las heces que pretende comer con sprays repelentes o substancias que le resulten desagradables (¡Ojo! Que no sean tóxicas) para que las heces dejen de parecerle apetecibles (Algunas heces no están muy digeridas por lo que les huelen a comida y eso las hace apetecibles) y pierda esta costumbre.

3 comentarios en “Coprofagia (Comer heces)”

  1. Hola!
    Yo tengo una podenca rescatada de la calle que tiene este problema. Se come las heces pero de humano o bien de ciertos animales, nunca la suya propia ni la de ninguno de mis animales gatos/perros.
    Desde que llegó he buscado información y dicen que se comen las heces de personas porque comen alimentos que no dijieren bien y por eso hay restos de nutrientes en las heces aun. Por eso es más selectiva a la hora de comer heces de perros, solo come las de perros que comen comida humana.
    Es una perra con leishmania, con eso te digo que tengo al dedillo sus analíticas y está perfecta, no le falta de nada, ni potasio como he leído.
    En fin, ahora no pasa hambre ni nada de todo eso pero lo sigue haciendo cuando puede. El único remedio que estoy tomando es el adiestramiento, y en parte me está siendo efectivo, pero como me decuide…. xD

    Responder
    • Claro, este caso, sobre todo teniendo en cuenta que le haces analíticas periódicas, muestra perfectamente lo que quería decir, que muchas veces no hay ninguna patología, simplemente es una costumbre fea de los perros, que muchas veces les huele y sabe a comida y eso las hace irresistibles para ellos por muy desagradable que nos resulte a nosotros.

      Responder
  2. A mi galgo también le pasa. No tiene falta de nutrientes, ni parásitos, ni pancreatitis… lo último que me han dicho es que tiene mucho instinto de cazador (es cierto q era bueno) y que los que tienen ese instinto muy desarrollado comen heces para quitarse el olor a perro y despistar a las presas. Yo no sé qué más puedo hacer para corregirlo 🙁

    Responder

Responder a Marion Cancelar la respuesta