Confusiones frecuentes sobre reproducción

Tras muchos meses respondiendo las dudas de los lectores, tengo claro que el tema que más dudas, errores y confusión genera es la reproducción. Diariamente recibo preguntas sobre esterilización y castración de hembras y machos, si es perjudicial o beneficioso y cuando debe hacerse. Dueños que no saben muy bien como evitar que su perra quede preñada o que cuidados ofrecerle cuando lo está. Algunos quieren saber si castrar a su perro macho será efectivo a la hora de disminuir su agresividad o dominancia. Muchos me escriben preocupados porque su perra quedó gestante en el primer celo y otros quieren saber más sobre el ciclo estral de su perra.

Por ello hoy trataré de sintetizar en esta entrada las dudas y errores más frecuentes:

NO es cierto que una perra debe criar una vez en la vida. Traer al mundo una camada no es un lujo para la perra, todo lo contrario pues implica más riesgos que beneficios. Sobre todo teniendo en cuenta que en la mayor parte de los casos posteriormente es separada de los cachorros por lo que tampoco se beneficia de la relación de afecto madre-cachorro. En todo caso sacará partido de ello el dueño si los vende o por el contrario acabarán pagándolo muy caro los cachorros si nadie los quiere y acaban siendo abandonados a su suerte.



NO es preferible utilizar pastillas o inyecciones anticonceptivas que esterilizar a la perra. Entiendo que no es una decisión fácil y provoca cierto temor hacer pasar a tu perra por quirófano, pero sin duda es la mejor opción, con los medios actuales, los riesgos y molestias son mínimos y no solo evitas camadas indeseadas si no que, como comenté ya muchas veces, evitas múltiples patologías de útero y ovario y se reduce el riesgo de tumores mamarios. En cambio, los métodos anticonceptivos cada vez son menos recomendados por Veterinarios, pues esta siendo demostrado que predisponen a algunas patologías como endometritis e infecciones de útero y existe una relación cada vez más clara con la aparición de tumores mamarios.

Las perras NO tienen menopausia ni menstruación como tal. Las perras sangran durante el celo pero, además de ser mucho menor, este sangrado tiene un significado completamente diferente. En las mujeres este sangrado se debe al desprendimiendo del endometrio al NO haberse producido fecundación, por tanto la menstruación indica en cierto modo el FINAL del periodo fértil. En las perras es diametralmente opuesto pues el sangrado se produce como INICIO del momento fértil. La frecuente comparación de perros con humanos da lugar a muchos errores, que en este ámbito en particular se traduce en muchos sustos en forma de gestaciones indeseadas pensado que “como ya sangró” el celo había terminado, cuando en realidad no hacía más que comenzar. Lo mismo con respecto a la Menopausia, una vez más la humanización de nuestras mascotas hace creer que una perra mayor ya no puede quedar gestante. La perra continúa teniendo ciclos a lo largo de toda su vida, aunque bien es cierto que a causa de ciertas patologías o trastornos puede producirse un distanciamiento o incluso desaparición de los celos.

 

Como el tema da mucho de si y no quiero alargarme demasiado, seguiré tratandolo en posteriores entradas.

 

cabeceranueva