Rincón Veterinario

Rincón Veterinario -

Regulación de la temperatura corporal en perros

Hace un par de días, un lector me preguntaba como regulan los perros su temperatura corporal. Esta es una pregunta muy interesante pues, como muchos sabéis, los perros apenas tienen glándulas sudoríparas. Nosotros, entre otras cosas, regulamos nuestra temperatura corporal eliminando el exceso de calor por la piel, a través del sudor, este es un sistema muy eficaz para reducir nuestra temperatura. Los perros regulan su temperatura principalmente de dos modos. Por un lado a través de las almohadillas de las patas, por las que eliminan el exceso de calor por transpiración (por eso veremos que dejan marcadas sus huellas en el suelo cuando tienen calor). Y por otro lado, y sin duda el mecanismo termoregulador más importante, el jadeo. Todos nos hemos fijado alguna vez en que cuando nuestro perro tiene calor saca la lengua, babea, jadea y respira más fuerte. Esto es porque ante un exceso de temperatura, la sangre caliente es bombeada a la lengua, que si es capaz de eliminar el calor en forma de humedad (de ahí el babeo constante).

Si te interesa, sigue leyendo…

Coloración de las mucosas

En la entrada anterior comentaba que muchas veces las mucosas son importantes como indicativo del estado de salud de nuestro perro. Aprovecho las fotos de mi perro que utilicé en la entrada anterior para mostrar lo que sería una coloración normal de las mucosas.

Mucosas

Coloración normal de las mucosas (Sonrosadas)

Normalmente las mucosas tienen un color sonrosado. Si aparecen más pálidas (en algunos casos llegan a estar completamente blancas), son indicativo de Anemia, Hemorragias graves o Shock. Unas mucosas azuladas indican Cianosis (Cantidad anormal de hemoglobina, molécula que se encarga de transportar oxígeno). Si son amarillentas son un signo de Ictericia (Aumento de bilirubina) y por tanto de un problema en el hígado.

Si están secas significa que el animal está deshidratado.

Las mucosas también nos sirven para valorar el Tiempo de Rellenado Capilar (TRC). Es una prueba rápida para valorar la circulación sanguínea.  Se mide apretando con un dedo la mucosa (normalmente la gingival), después de apretar queda una marca blanca en el lugar dónde presionamos con el dedo, que debe volver a su coloración normal (sonrosada) en 1 o 2 segundos. Si tarda más de 2 segundos sería indicativo de un problema cardíaco.