28 de Mayo. Día del perro sin raza.

perrosinrazaKabang, perro de Filipinas, perdió gran parte de su cara por salvar a dos niñas de ser atropelladas por una moto.

Turco, un perro maltratado y abandonado salvó 18 vidas en Haití.

Bear, mezcla de Mastín, salvó la vida de sus dueños durante un incendio en su casa. Hacía solo una semana que lo habían adoptado.

Czarek, un perrito mestizo, con su compañía, contacto y sobretodo calor, salvó a Julia, una niña que se había perdido, de morir de frío durante una noche gélida del suroeste de Polonia.

Duke, adoptado de un refugio de animales, salvó la vida del bebé de la familia Brosseau, al despertarlos en medio de la noche porque la pequeña no respiraba.

Cada año al terminar la temporada de caza, miles de galgos y podencos son sacrificados de formar sádica, muchas veces la agonía es larga, atados a árboles hasta que mueren de hambre o colgados con sus patitas rozando levemente el suelo para que el sufrimiento se alargue.

Camadas enteras de cachorros son tiradas en bolsas a la basura, a un río o incluso enterrados. “Que no sufren, aún son muy pequeños y ni se enteran” esto me dijo un cliente que utilizaba orgulloso esta última técnica de exterminio. ¿¿¡De verdad!??

Todos los veranos millones de perros se ven en la calle, porque no encajan en el plan vacacional de la familia o simplemente porque el cachorro que parecía un ¡regalo! monísimo para un niño en Navidad, ahora es grande y tiene necesidades que dan demasiado trabajo.

Perros que después de ser maltratados durante años, mutilados y finalmente abandonados, aún son capaces de dar amor a la raza humana. Dando cariño incondicional y, lo más sorprendente desde mi punto de vista, confianza a pesar de que el humano le ha mostrado su cara más horrible.

¿Qué nos pasa? ¿Cuánto más tienen que demostrarnos y enseñarnos para darnos cuenta de que sus valores son muy superiores a los de la mayoría de nosotros?

Hoy es el día del perro sin raza. Y yo te pediría que, si estás pensando en comprar un perro, simplemente que lo pienses. Cada uno es muy libre de hacer lo que le de la gana y escoger un perro en función de lo que quiera, entiendo que hay razas realmente increíbles  y que te apetezca tener un perro con determinadas características. Pero solo piensalo un poquito más. En perreras y protectoras hay perros mini, pequeños, medianos, grandes y gigantes. Marrones, negros, chocolate y blancos. Ancianos, jóvenes y cachorros. De raza (si, de raza) o mestizos. Perros que fueron tirados a la calle por la persona a la que más querían o perros a los que, directamente, nunca quiso nadie. Perros que te van a dar el mismo (o probablemente más) amor, cariño y fidelidad que aquel que piensas comprar. Piensa en lo que debe ser la increíble sensación de ir a recoger un perro que no tiene nada y darle todo. Te invito a echar un vistazo en las páginas y redes sociales de perreras y protectoras, y si esos ojitos no te convencen, entonces ve y paga por un amigo.